Cata

De La Tomepedia
Saltar a: navegación, buscar

Del castellano Catar, aunque no está claro.

Una buena rebaná de pan

En general es una porción de pan, normalmente una rebaná de pan de cruz sobre la que se pone algo. En caso de necesidad, tamién un bollo (o barra) partío por la mitá pueden funcionar como catas. Con una baguette, ni te se ocurra.

Especialmente indicada para la merienda de tus chicos, las buenas madres intentan que la rebaná que le toca corresponda al máximo diámetro posible de la pieza de pan.


~ de Tomate

Catas de las de antes había que agarralas con las dos manos y no la de panecillos d'ahora que con dos dedillos...
Para este tipo de catas están más indicadas las orillejas de pan, ya que la corteza no se empapuza tanto y te aguanta to el mejunje. No probar con el Oroguí ése que por mucho que diga el anucio, esto no lo aguanta de seguro. Pues a esa orilleja (o medio pan como talla XXL) se le quita el miejón y se le mete tomate estrujao, ceboja mu bien picá, aceitejo y sal. Se le vuelve a poner el miejón en lo alto y se deja resposar un rato considerable para que este absorba bien toas las esencias. Y a zampar.

~ de Vino

Con su variante sin alcohol, que sería de arrope. Si no sabes lo que es, aquí hay un interesante artículo

Véase picatoste

~ de Nocilla

Típica cateja de nocilla con fotosó.
Pa ser un invento relativamente moderno, se ha implantado rápidamente como un must de merienda para críos lustrosos, sustituyendo a la cata de vino que estaba mejor, pero poco acta para las criaturas, y como tampoco hay arrope to el año, pues buena es.